Lirio de Japón

Sábado, Julio 25, 2020 - 20:30

Esta hermosa flor, incluso húmeda después de la lluvia, muestra una belleza espectacular, es tan hermosa que el gran artista botánico Pierre-Joseph Redouté incluyó esta especie en su libro “Choix des plus belles Fleurs” (Selección de las flores más bellas) en 1827.

lirio-de-japon

El lirio de Japón (iris japonica), también es llamado “iris con flecos”, “shaga” o “flor de mariposa”, es nativa de las colinas boscosas de Japón, se introdujeron a Europa en 1792, gracias a Carl Peter Thumberg, empleado de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, quien la nombró y pudo recolectar una gran variedad de plantas durante la época en que ingresar a Japón estaba prohibido para la mayoría de los europeos.

El lirio de Japón posee flores blancas con púrpura y amarillo que no tienen nada que envidiar a las también bellas orquídeas, crece hasta medio metro y es fácil de cultivar en lugares templados a cálidos en zonas de semisombra, necesita terrenos húmedos pero no encharcados, para tener un buen desarrollo, el riego debe ser regular, al menos dos veces por semana y al morir la flor es recomendable cortar los tallos viejos.

En la medicina china, se utiliza para tratar lesiones, y una decocción de la planta se utiliza para tratar la bronquitis, reumatismo e hinchazones y en Japón, se utiliza como fuente de almidón.

Como dato curioso, en Japón se plantaba en las cimas de las colinas y dentro de los castillos, en las afueras las hojas resbaladizas se usaban para desacelerar a los invasores, dando así tiempo a los ejércitos de defender los castillos.

Ilustración de Revista Botánica 1797

Anteriores

Rabo de gato

lirio-de-japon

Lirio de Japón

coralillo-foto-semanal

Coralillo

gloria-purpura-foto-semanal

Gloria Púrpura

croton-foto-semanal

El crotón